Es el estudio con más casos de viruela del mono hecho hasta ahora. Presentaban síntomas no reconocidos.

Un estudio publicado en la revista científica ‘The New England Journal of Medicine’ identifica nuevos síntomas clínicos en personas infectadas por la viruela del mono.

La propagación actual de la viruela del mono afecta de forma desproporcionada a los hombres homosexuales y bisexuales, ya que el 98 por ciento de las personas infectadas pertenecen a este grupo.

Aunque la cercanía sexual es la vía de transmisión más probable en la mayoría de estos casos, los investigadores subrayan que el virus puede transmitirse por cualquier contacto físico cercano a través de grandes gotas respiratorias y potencialmente a través de la ropa y otras superficies.

Muchas de las personas infectadas examinadas en el estudio presentaban síntomas no reconocidos en las definiciones médicas actuales de la viruela del mono. Estos síntomas incluyen lesiones genitales únicas y llagas en la boca o el ano.

Los síntomas clínicos son similares a los de las infecciones de transmisión sexual (ITS) y pueden llevar fácilmente a un diagnóstico erróneo. En algunas personas, los síntomas anales y orales han provocado el ingreso en el hospital para tratar el dolor y las dificultades para tragar.

El estudio ha encontrado el virus de la viruela del mono en «una gran proporción de las muestras de semen analizadas de personas con viruela del mono». «Sin embargo, esto puede ser incidental, ya que no sabemos si está presente en niveles lo suficientemente altos como para facilitar la transmisión sexual. Se necesita más trabajo para entenderlo mejor», precisan los investigadores.

EPIDEMIÓLOGOS ELABORAN UNA GUÍA PARA PREVENIR Y CONTROLAR LA VIRUELA DEL MONO
El Grupo de Trabajo sobre Vacunaciones de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) ha elaborado una guía en formato pregunta y respuesta para resolver dudas de la ciudadanía sobre la viruela del mono y de la estrategia de vacunación para fomentar la prevención y el control de esta enfermedad.

La SEE ofrece una serie de consejos básicos para evitar la patología. La viruela del mono no se propaga fácilmente entre las personas y el contagio se produce a través del contacto cercano con piel infectada, fluidos corporales o gotas respiratorias de una persona infectada con la que se mantienen relaciones sexuales o en otras situaciones de contacto físico continuado y prolongado, y también por contacto con objetos contaminados como ropa de cama, vendajes, platos, etc.

Los epidemiólogos recuerdan que se considera que una persona es contagiosa desde el inicio del enantema -lesiones en la mucosa oral- hasta que las lesiones se curan y se forma una nueva capa de piel.

Por este motivo, las personas infectadas deben permanecer aisladas hasta que todas las lesiones cutáneas se hayan curado, y evitar especialmente el contacto cercano con personas inmunodeprimidas.

El período de incubación puede oscilar entre 5 y 21 días, y el cuadro clínico suele iniciarse con una combinación de síntomas como fiebre, cefalea, dolores musculares, lesiones características en piel y ganglios inflamados.

Por REDACCION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad